Jornada pasada por agua que traslada el entreno al pabellón

Semana con cambios de última hora por las condiciones meteorológicas.

Jornada con imprevistos por culpa de la lluvia, la cual impedia el entrenamiento adecuado para el grupo pero se pudo salvar la sesión con el cambio al pabellón cubierto, pasandose a realizar un entreno de fustal.

Nuevo martes y aunque se inició con problemas por las condiciones meteorológicas, se llevó con intensidad y ganas por parte de los chicos y el cuerpo técnico. El entrenamiento planteado fue finalmente totalmente diferente al que se tenia programado, pero discurrió sin problemas desarrollandose unos circuitos fisico técnicos con mucho balón y movilidad entre los integrantes.

Así mismo, tambien se desarrollaron varios juegos por equipos promoviendo la competitividad y motivandoles a que se organizasen y creasen autonomias ellos mismos en cortos periodos de tiempo.

Antes de finalizar, se llevó a cabo un partido como muestra del gran desempeño mostrado, aun con el handicap de los cambios tanto de entreno como de lugar dónde desarrollarlo.